viernes, 6 de julio de 2012

Cambiar de vida

Un amigo mío tomó la determinación hace unos años de vender todo lo que tenía, dejar su trabajo (y el de su mujer),  e irse a vivir a Fuerteventura para librarse del estrés. Y les va bien.
Pero,  no todo el mundo quiere  cambiar de vida. ¿Y si tan solo  quieres  cambiar la forma de tomártela? ¿Por qué no elegir  vivirla en lugar de sufrirla?


La clave no está fuera de nosotros, sino dentro. Podemos huir tan lejos como queramos, buscando la paz, pero la paz la llevamos en nuestro interior, solo hay que hacerse consciente de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.