viernes, 1 de abril de 2016

Como pollo sin cabeza

Es muy habitual que estemos físicamente en un lugar pero mentalmente en otro, y esto, sabemos por experiencia que nos trae problemas. Seguramente habrás experimentado alguna vez, estando en casa o en el trabajo, llegar a una estancia y no acordarte de a qué ibas, o llegar conduciendo a un sitio y darte cuenta al llegar de que no recuerdas nada del trayecto, como si no hubieras sido tu quien conducía.  

Nuestra capacidad de proyectar en el futuro y basarnos en el pasado utilizando la experiencia es única en el reino animal y muy valiosa, ya que nos ha permitido avanzar mucho en cuanto a mejorar nuestra propia experiencia vital, previendo obstáculos, ideando nuevas o mejores soluciones a nuestros problemas o simplemente buscando maneras de progresar en cualquier aspecto; pero conseguir que ese modo de funcionar ocurra sólo cuando es necesario, requiere un entrenamiento. 
Mindfulness o Atención Plena es el estado mental que consiste en estar presente momento a momento en todo lo que hacemos, decimos, pensamos, o sentimos.
Estudios realizados con más de 15.000 personas, revelan que las personas son más felices cuando sus mentes están presentes, incluso cuando la actividad que realicen no sea placentera.
 Aquí os dejo un video en el que Matt Killinsworth, autor del estudio antes citado se pregunta entre otras cosas por qué debería ser mejor estar en el presente que dejar la mente divagar hacia pensamientos agradables y placenteros. 

(en inglés subtitulado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.