viernes, 27 de mayo de 2016

Entender cómo te cuentas la película (4 de 6)

(Seis pasos para pasar de vivir con ansiedad a vivir disfrutando de la vida 4 de 6)
¿Cómo puede ser que sufrir un atasco en la carretera se traduzca en un dolor de cabeza o en acidez de estómago?
 ¿Por qué no todos los conductores del mismo atasco sufren el mismo dolor de cabeza, e incluso algunos no sufren absolutamente nada?
¿Cual es el mecanismo por el que cosas que ocurren en el exterior se convierten en emociones desagradables?

Probablemente lo has adivinado. Lo que diferencia a unas personas de otras en ese atasco es la manera que tienen de interpretar lo que está ocurriendo.

No es igual pensar: 
  • Qué horror, esto es insoportable, esto no es vida (genera tristeza, desesperación)
  • Ya tendría que haber llegado, me estarán esperando, me juzgarán mal. (genera miedo)
  • No hay derecho, esto no ocurriría si las carreteras estuvieran bien pensadas (genera enfado)    
que pensar:

  • Vaya, un atasco. Qué le vamos a hacer, ya llegaré, (genera paciencia)
  • Esto es un imprevisto, es inevitable, lo entenderán. (genera confianza)
  • Vamos a distraernos con la radio. (genera tranquilidad)

¿Ya hiciste tu lista de estresores? Hoy te propongo escoger uno de ellos e indagar cómo te lo cuentas, después quizá puedas encontrar pensamientos alternativos, que te permitan sentirte de manera distinta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.