lunes, 5 de septiembre de 2016

Tiempo para NO-HACER

Septiembre: mes de comienzos. Nos colocamos en la parrilla de salida calentando motores, preparándonos para esa carrera contra reloj o contra nosotros mismos, planificando horarios e intentando compatibilizar obligaciones, compromisos e incluso actividades de ocio que a veces, a fuerza de planificar, acaban convirtiéndose en más obligaciones.
A veces planificamos tanto que nos quedamos sin tiempo para no-planificar.
Planea tus jornadas con holgura, deja tiempo simplemente para NO-HACER.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.