martes, 18 de octubre de 2016

Una única realidad, muchas formas distintas de mirarla

¿Por qué frente a las mismas circunstancias las personas reaccionamos de distinta manera? Quizá conozcas alguien que sufre tristeza, ansiedad, o preocupación con mucha frecuencia, sin atravesar grandes tragedias en términos objetivos, mientras que otros pasan por circunstancias verdaderamente difíciles con serenidad e incluso optimismo.
¿Como lo hacen unos y otros? La manera en la que miramos nuestra realidad, lo que nos contamos sobre ella, cómo la interpretamos, es la verdadera causa de nuestro estado de ánimo.
La buena noticia es que todos podemos aprender de aquellos que piensan de maneras que les dañan menos. Es cuestión de entrenamiento, de aprender a sustituir los itinerarios de nuestros pensamientos que se han convertido en automatismos, por otros que nos hagan más felices y que con el tiempo también se convertirán en automáticos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.