jueves, 27 de abril de 2017

Husmear en la nevera

Cuando te descubras con la cabeza metida en el frigorífico buscando algo que comer, piensa:
¿es esto hambre?

Quizá sea aburrimiento y puedas distraerte un rato con alguna otra cosa.
Quizá sea ansiedad y puedas calmarla sentándote un rato a notar tu respiración y aflojar el cuerpo.
Quizá sea sed, y lo soluciones bebiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.