martes, 23 de octubre de 2018

Un camello no se siente más valioso acarreando más carga

Hay un cuento sufí en el que me veía reflejada cuando era bastante más joven (sin que eso hiciera que aprendiera la lección), y en el que  todavía me veo, tropezando alguna que otra vez en la misma piedra...
El cuento dice más o menos así:
A la pregunta de quién es más listo, si las personas o los camellos, el sabio contesta:
Los camellos, porque llevan sus cargas sin protestar, y nunca piden más cargas, mientras que  las personas, por muy ocupadas que estén, siempre se llenan de  más.
¿A alguien le suena esto de apuntarse a un bombardeo, exprimirse, pretender estirarse como una goma, descuidarse?
¿Para qué nos sirve eso? Intuyo que para sentirnos más valiosos.


domingo, 21 de octubre de 2018

Nuevo curso ARC, 7 de noviembre

Es un buen momento para aprender a tomarte la vida con más calma. 
Aprende Auto Relajación Consciente.
Empezamos el miércoles 7 de noviembre


Fechas: 7, 14, 21 y 28 de noviembre, y 19 de diciembre (miércoles de 19:15 a 21:15)
Toda la información aquí




lunes, 15 de octubre de 2018

Sesión demostrativa de ARC 24 de octubre


La próxima semana tenemos una sesión gratuita de Auto Relajación Consciente.
Se trata de  una sesión demostrativa en la que hablaremos del desarrollo del curso y, sobre todo, haremos varias prácticas para que se pueda experimentar el tipo de ejercicios que se hacen en el curso.
Será el miércoles 24 de octubre a las 19:30. 
Puedes reservar tu plaza si lo deseas en info@controldelestres.es

jueves, 11 de octubre de 2018

Practicar en grupo

Practicar meditación, relajación u otras técnicas de mente-cuerpo en grupo nos facilita el camino por varias razones:
Por una parte, el compromiso que uno establece consigo mismo tiene más fuerza cuando alguien más sabe de ese compromiso. 
No es fácil sacar el tiempo y la motivación para mantener el hábito, y cuando formas parte de un grupo de práctica, saber que no eres el único que lucha contra la falta de tiempo, la pereza u otras dificultades, te apoya en el trabajo a solas. 
Cuando te pones a meditar en casa, recuerdas a tus compañer@s, y de alguna manera te conectas con la energía del grupo. Si faltas a tu cita sabes que te echarán de menos. Incluso, si no puedes acudir pero haces tu práctica en ese mismo momento, los sientes más cercanos.

Por otra parte, todos hemos notado cómo nos relajamos más rápidamente cuando estamos en las clases, y no es sólo porque hay una voz que guía. La práctica en grupo es más sencilla pues a nivel cerebral se produce una sincronización, igual que cuando acercas un diapasón vibrando a otro de la misma frecuencia, que está en reposo y en unos instantes ambos emiten el mismo sonido. Por eso, cuando en un grupo hay meditadores con mucha experiencia, es más fácil  alcanzar ese estado de mente en calma, de no-distracción, de atención en lo que quiera que sea tu intención atender. Cuantas más personas experimentadas hay en el grupo más sencillo resulta.

Si tienes dificultad para mantener tu decisión de meditar a diario, prueba a unirte con otras personas. Incluso reunirte sólo en el tiempo y no en el espacio (es decir, ponerse de acuerdo en  practicar a una determinada hora aunque esté cada uno en su casa) puede suponer una diferencia.
Me gustaría conocer tu experiencia ¡Deja tu comentario!