martes, 6 de octubre de 2020

Mente y cuerpo se conectan en una vía de dos sentidos


Cuando tu mente salta de un pensamiento a otro, de una forma improductiva y caótica, tu cuerpo está acompañando ese caos con tensión  en distintas partes de tu musculatura, probablemente sin que ni siquiera seas consciente de ello.

Pero ocurre también en el sentido inverso: Cuando relajas el cuerpo, también el pensamiento se aquieta.  Las fibras musculares se destensan, la respiración se calma, y eso comunica a tu mente que puede dejar de pensar de esa manera febril y acelerada, porque no hay peligros inminentes de los que tener que defenderse en ese mismo instante. Los pensamientos obsesivos empiezan a perder fuerza y velocidad, como si se alejaran, perdieran brillo y color, y sus sonidos quedaran amortiguados en la lejanía.

Aprender a relajar tu cuerpo es el primer paso para aprender a controlar tu mente.En Auto Relajación Consciente aprenderás a calmar este ciclo en ambos sentidos.

https://www.controldelestres.es/cursos/auto-relajacion-consciente/