miércoles, 28 de agosto de 2019

Navegar con el timón en mano

Si tu vida ha ido demasiado deprisa en los últimos meses, perdiste las riendas en algún momento y te has dejado arrastrar por el movimiento en vez de decidirlo tú, entonces sería bueno plantearse un cambio.

Septiembre es para muchos de nosotros, el comienzo de ciclo. Un buen momento para analizar qué ha ido bien y qué necesitamos mejorar. Nos proponemos cambios y reformas de aquello que no ha funcionado. Decidimos cómo queremos que sea el próximo año, y qué es lo que no queremos más en el nuevo período que tenemos oportunidad de vivir.

Si tienes la sensación de que tu estado de ánimo se parece a una botella flotando en la orilla de la playa, en constante vaivén a merced de las olas, y preferirías  navegar con el timón en mano,  quizá el cambio que necesitas para el próximo período es vivir más consciente.

Puedes aprender a entender de dónde vienen esos estados de ánimo, (la información es poder), y retomar las riendas, a través del autoconocimiento, y de la consciencia del momento presente.

Auto Relajación Consciente es un programa de relajación física y mental que te conduce a esa mayor consciencia  Más información

martes, 20 de agosto de 2019

Quedarte con sensación de verano

¿No sería estupendo vivir con  la sensación de tranquilidad de las vacaciones durante todo el año?

El verano es quizá la época del año en la que nos sentimos más libres. Flexibilizamos los horarios, cambiamos las rutinas, nos liberamos temporalmente de las obligaciones.
A todos nos gustaría quedarnos con algo de ese talante relajado para el resto del año. Por eso, te propongo que ahora mientras lo tienes fresco, hagas un acopio de momentos de serenidad, una reserva para el invierno, como hacen las hormigas con los alimentos que recogen durante el estío, en previsión del duro invierno.

¿Cómo lo puedes hacer?

Cada vez que sientas que estás a gusto, o experimentes la sensación de tranquilidad, o que seas consciente de que no hay prisa o urgencia… párate. Saboréalo, siéntelo, disfrútalo. Dedícate unos segundos a ser consciente de ello, y a guardarlo en la memoria.
Si lo deseas, puedes incluso asociar esa buena sensación a algún gesto, como puede ser apretarte un poco el lóbulo de una oreja, o juntar tus dedos índice y pulgar. Intenta hacerlo siempre con el mismo grado de presión, y asegúrate de que lo haces mientras experimentas realmente esa calma.
De este modo, cuando necesites recuperar esos sentimientos de paz, realizar ese gesto te ayudará a recordar con viveza estos momentos.

Reúne ahora tus recuerdos felices y utilízalos durante el resto del año para recobrar un poquito de tranquilidad. 

 La asociación de emociones y recuerdos a un determinado gesto es lo que llamamos Anclas o Anclajes en PNL, y es una de las herramientas que utilizamos en nuestra metodología de reducción de estrés Auto Relajación Consciente.
Aquí puedes leer más, si lo deseas, sobre Auto Relajación ConscienteProgramación Neurolingüística (PNL)