miércoles, 21 de septiembre de 2016

Haz pausas de calidad

Tomar un café en la máquina mientras despotricas de todo no te aporta descanso.
Una pausa de calidad es detenerse unos instantes a relajar el cuerpo y la mente, hacer un paréntesis mirando, sintiendo y escuchando hacia el interior, simplemente permitiéndote disfrutar de ese tiempo para no hacer nada.
Cinco minutos de este descanso profundo pueden ser suficiente para recuperarse del cansancio, retomar las riendas si nos estamos desbocando con el estrés, rebajar la ansiedad, y sentirse renovado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario si lo deseas. Estaré encantada de contestarte.